APOYO EDUCATIVO

La etapa educativa, en cualquiera de los ciclos, suele ser para las personas con autismo un momento de gran necesidad de apoyos. Es por ello que en ALTEA contamos con un servicio de Intervención Educativa, orientado a planificar objetivos pedagógicos con el fin de potenciar el desarrollo de habilidades académicas y educativas. La educación de un niño no es algo que se pueda improvisar, menos aún cuando se trata de un pequeño diagnosticado con autismo ya que requiere atenciones especiales.

Laura, especialista en pedagogía terapéutica, lleva con nosotros más de un año trabajando dando estos servicios en contextos naturales, algo que muchas familias consideran ya imprescindible para seguir avanzando. En este sentido, nuestros servicios se llevan a cabo desde una atención personalizada e individualizada, partiendo de los contenidos académicos planteados por el centro educativo, para acompañar al alumno o alumna en su proceso de aprendizaje adaptando los objetivos pedagógicos y facilitando su inclusión en el aula.

En ALTEA se traza un plan de educación flexible que se adapta a las necesidades de cada individuo en cada momento de su desarrollo. Esta atención educativa a las necesidades específicas de los escolares con TEA requiere una individualización de los procesos de enseñanza-aprendizaje, teniendo en cuenta no solo la adaptación del currículo sino también la valoración y adecuación del contexto, procurando un proceso flexible y eficiente que facilite la adaptación del alumnado.

Importante señalar el uso de indicadores visuales (pictogramas) siempre que sea posible. Como muchos saben, la organización visual ayuda a todos los niños en el desarrollo de la planificación de sus actividades, ya que al alumno con TEA le aporta una información clara y precisa que le ayudará a conocer lo que debe hacer y de este modo contribuirá a bajar su nivel de ansiedad. La utilización de horarios visuales con fotos y dibujos de las acciones de lo que va suceder durante el día en el colegio le aportará seguridad.

Los beneficios que pueden aportar nuestros servicios de apoyo educativo son:

  • Se trabaja para favorecer la autonomía del alumno o alumna, no solo en el aula, sino fuera de él.
  • Se estructura el día a día formando rutinas, gracias a una “Agenda Diaria” facilitando las posibilidades de anticipación en el ambiente, ya que lo ideal para una persona con TEA es tener una estructura predecible y fija, evitando los contextos poco definidos y caóticos.
  • Potenciar el mantenimiento de la atención de los alumnos y alumnas, evitando que en el entorno haya distracciones potenciales (ruidos, luces parpadeantes, olores fuertes).
  • Fomentar la motivación del alumno y alumna, utilizando reforzadores manteniendo la buena conducta.
  • Mejora de la comunicación.

Estos servicios se ofrecen tanto en contextos naturales como en las dependencias de ALTEA por docentes profesionalizados en autismo como Laura. La terapia en contextos naturales tiene múltiples beneficios asociados principalmente a la mejora de la comunicación con la familia y la atención a necesidades reales en un entorno cercano y familiar para la persona con autismo.