SERVICIOS

 Terapias en contextos naturales: Nuestra filosofía parte de la idea de trabajar desde el entorno más cercano y real para ayudar a las personas con TEA a afrontar las situaciones de la vida cotidiana, proporcionándoles autonomía e independencia.

Estas terapias suponen un contacto directo con las familias para poder actuar y trabajar con el usuario con TEA y recibir orientación psicológica en todo momento.

¿Por qué apostamos por intervenir en contextos naturales?

En primer lugar, porque en ALTEA consideramos que la familia es el eje fundamental de la intervención, por lo que los objetivos son acordados con las familias y adaptados a las necesidades particulares de las mismas. Además, las familias están presentes en las sesiones y fomentamos su capacitación y empoderamiento para optimizar el desarrollo de sus hijos e hijas en las distintas áreas y en las rutinas del día a día.

Segundo, porque consideramos que la cantidad de oportunidades de aprendizaje que surgen en los contextos naturales y que se pueden aprovechar no son comparables a las que se pueden generar en una sala de terapia.

Tercero, porque nos permite la adaptación de los distintos espacios del usuario a sus características individuales y sus necesidades y, por último, porque nos garantiza la generalización de los aprendizajes.

La metodología utilizada por nuestras terapeutas puede considerarse ecléctica pues combina distintos modelos y estrategias con bases teóricas sólidas y apoyo empírico que demuestra su eficacia en la intervención con personas con TEA.

-Apoyo académico: La intervención educativa es fundamental en la mejora de calidad de vida de personas con TEA. En este sentido, nuestros servicios se llevan a cabo desde una atención personalizada e individualizada partiendo de los contenidos académicos planteados por el centro educativo para acompañar al alumno en su proceso de aprendizaje adaptando los objetivos pedagógicos y facilitando su inclusión en el aula.

Estos servicios se ofrecen tanto en contextos naturales como en las dependencias de ALTEA y se imparten por docentes profesionalizados en autismo.

-Asesoramiento: El asesoramiento a las familias con diagnóstico de Trastorno del Espectro Autista (TEA) y ante cualquier tipo de discapacidad es un servicio indispensable para cualquier asociación de ámbito social y sobre todo en el ámbito de la discapacidad.

Todo ello repercute en una mejora en la transición y acondicionamiento del núcleo familiar que favorece la dotación de recursos necesarios, el apoyo psicológico y de la comunidad tras el diagnóstico del autismo.

ALTEA ofrece estos servicios en contextos naturales, es decir, asesora a nivel particular en los domicilios de las familias que lo solicitan ya que consideramos que este tipo de apoyos han de realizarse en un entorno cómodo y familiar, además, es en el contexto natural dónde surgirán in situ las necesidades y dificultades.

– Musicoterapia: Esta disciplina terapéutica, ayuda a regular el estado de ánimo de las personas con TEA, estableciendo equilibrio a nivel cognitivo. El medio y/o instrumentos, son unas herramientas comprobadas en evolución social y sensorial positiva para el desarrollo en personas con autismo.

-Terapia ocupacional: La actividad sensorial de las personas con TEA (en su mayoría) se ven afectados por el espectro del autismo. Sus sentidos pueden estar hiperdesarrollados o hipodesarrollados generando estado de malestar, ansiedad o irritabilidad. Desde la terapia ocupacional se trabaja para regular estos estados y llevarlos a un equilibrio donde una persona con TEA, sufra lo menos posible en su día a día. Éstas van destinadas a trabajar la desregulación de los sentidos y la autonomía.

ACTIVIDAD FÍSICA

Favorecer hábitos de vida saludable y la actividad física puede ser de gran ayuda para potenciar las capacidades de las personas con autismo. Son muchos los estudios que avalan la importancia del deporte como complemento terapéutico para potenciar el desarrollo cognitivo y físico de las personas con autismo. En base a esto, ALTEA cuenta con el proyecto de inclusión a través de la actividad física y el deporte en que se desarrolla:

Deporte adaptado: El deporte o educación física adaptada, se plantea como disciplina en la que se proporcionan monitores formados, así como, voluntarios (formándose) en coordinación con un terapeuta especializado en TEA. De este modo, se introducen disciplinas y juegos propios de un deporte en concreto como, por ejemplo, una canasta (baloncesto) y se desarrollan actividades ligadas a la consecución de objetivos propios de las habilidades físicas básicas a través de ese deporte, haciendo que las personas con TEA, hagan una toma de contacto inicial con cada disciplina. Del mismo modo, en el fútbol (con portería) se inicia a la persona con TEA, en los elementos que conllevan esta disciplina y desarrollando actividades ligadas a la misma.

-Natación: La natación se realiza con una ratio 1 a 1 en una calle de la piscina. Allí el monitor/a especializado trabaja directamente con la persona con TEA, moviendo los brazos, sosteniendo el cuerpo en el desplazamiento correcto, desarrollando la lateralidad, coordinación de ambos brazos y piernas y favoreciendo el desarrollo correcto de la columna.

Se utilizan elementos flotantes (piezas de puzzle goma espuma, aros, entre otros), para enseñar donde dirigir los brazos siempre guiado del monitor/a.

El aprendizaje es significativamente similar al de usuarios en iniciación a la natación, pero la diferencia es que todo tiene que ser dirigido cuerpo a cuerpo, en contacto con el medio (el agua), dada la dificultad de comprensión de órdenes de dirección.

-Multideporte: En el multideporte se introducen disciplinas y juegos propios de diferentes actividades físicas, que se aplican semana a semana en función del nivel y las demandas de los usuarios. El propósito es desarrollar actividades ligadas a la consecución de objetivos propios de las habilidades físicas básicas a través de cada deporte de manera intercalada, haciendo que las personas con TEA, hagan una toma de contacto con cada tipo de deporte y sus reglas.

-Juego inclusivo: Se realizan actividades y juegos en los que la inclusión está presente. Animamos a que los hermanos de los usuarios con autismo nos acompañen en las actividades deportivas para que, de esta forma, puedan participar en conjunto tanto usuarios con autismo como sin él para realizar algún juego.

Se forman equipos inclusivos en los que trabajaban por igual para conseguir el objetivo común, el respeto y la tolerancia.

Los juegos van de la mano de los juegos tradicionales (pilla-pilla, escondite, chocolate inglés, la comba, entre otros), se enfoca en función del grupo y las necesidades del mismo. En la mayoría de casos anima a los usuarios a que la participación sea muy activa y aprovechamos para trabajar la actividad física asociada a ese juego.

-Atletismo: Esta disciplina deportiva individual, es muy importante para la persona con TEA, concretamente para trabajar en las adecuadas formas de desplazamiento, mediante un guía, que va indicando en cada momento, la direccionalidad del desplazamiento, corrigiendo conductas disruptivas tales como el aleteo en el desplazamiento (mediante pesas pequeñas en las manos) o saltar, en definitiva, habilidades físicas básicas que se trabajan a través del Atletismo.

El resultado es un desarrollo motor significativo, el ejemplo de como la adaptación de una disciplina deportiva puede convertirse en poco tiempo, en la solución a años de terapias físicas para corregir determinadas habilidades mal desarrolladas o por desarrollar.

– Actividad física en el medio natural: Se realizan actividades diversas para conectar naturaleza como, por ejemplo, el senderismo adaptado que les ayuda a desarrollar destrezas propias del medio natural y aporta disfrute “como cualquier otra persona cuando va de excursión”. Así mismo, se incluye actividad de orientación inclusiva “la búsqueda del tesoro” adaptada con pictogramas (previamente supervisado por nuestro equipo de psicólogos/as), donde las personas con autismo con un guía (persona sin TEA), disfrutan y aprenden a orientarse en diferentes contextos a través del juego.

-Equinoterapia: La equinoterapia aporta múltiples beneficios para las personas con TEA. Los caballos y actividades que se realizan con ellos suelen ser como algo motivante, estimulador y novedoso. Es por ello que ALTEA organiza sesiones de equinoterapia en diferentes zonas de la provincia de Almería para dar la oportunidad de disfrutar de estos servicios.

FAMILIAS

-Respiro Familiar: El respiro familiar permite a las familias contar con un tiempo de descanso, de ocio para abandonar su vida social, como ocurre en muchos casos. Es por ello que ALTEA, siguiendo la filosofía de “cuidar al cuidador”, ofrecer personal adecuado y formado mediante actividades de ludo-terapias, donde los usuarios se divierten aprendiendo con profesionales, mientras los familiares, pueden dedicar unas horas a realizar cualquier tipo de actividad social que, con el tiempo, las familias abandonan, dada la complejidad social que presenta este trastorno.

-Formación y talleres de padres y madres: ALTEA tiene un gran compromiso en cuanto a la transmisión de información con la finalidad de formar a las familias. Para ello, se dan opciones para que las familias puedan acceder a toda la información sobre el TEA, así como, conocer las complejidades del mismo.

A lo largo del año se organiza diferentes jornadas, ponencias, cursos y congresos enfocadas a la formación de familiares, para ello se suele contar con profesionales cualificados y especializados en diferentes áreas relacionadas con el TEA.

– Convivencias: Las familias de ALTEA en reuniones y convivencias comparten experiencias y conocimientos, todo ello surge con la finalidad de ayudarnos los unos a otros. ALTEA propone trimestralmente reuniones para compartir acompañados de nuestro equipo de terapeutas, esto les ayuda a sentirse parte de algo, además de apoyados y arropados. En definitiva, sentir que ya no están solos, somos una gran familia.