Noticias

DÍA MUNDIAL DE CONCIENCIACIÓN SOBRE EL AUTISMO 2020

By marzo 26, 2020 No Comments

La Asamblea General de las Naciones Unidas instauró en 2007 el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, con el objetivo de poner de relieve la necesidad de contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas con trastorno del espectro del autismo (TEA) y promover su inclusión social como ciudadanos y
ciudadanas de pleno derecho.

Por eso, cada año, la asociación ALTEA, Almería trastorno del espectro autista, junto al movimiento asociativo de autismo en España, promueven una campaña de concienciación para visibilizar la realidad del colectivo, sus capacidades, prioridades y necesidades.

El lema de la campaña de este año para celebrar el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo es “Puedo aprender. Puedo trabajar”, buscando alentar un cambio positivo en estas áreas de la vida: la educación y el empleo, con el fin de representar gráficamente esta idea, se ha elegido como imagen de la campaña varias manos sosteniendo diferentes herramientas y utensilios, que representan las habilidades de cada persona.

Esta campaña pretende aumentar la concienciación sobre el autismo en la sociedad y promover una mejor comprensión de cómo incluir y apoyar a las personas con autismo y mejorar el acceso a la educación y el empleo para las personas con TEA.

En el marco del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, cada año pedimos a la ciudadanía que muestre su compromiso y solidaridad con las personas con TEA y sus familias y apoye la campaña, compartiendo en redes sociales una foto, un vídeo o un gif haciendo el gesto de la campaña, junto al hashtag #DiaMundialAutismo. Este año, el gesto de la campaña es sujetar con la mano una herramienta o utensilio, vinculado al
ámbito de la educación o del empleo y relacionada con alguna de las habilidades o
capacidades de la persona. El objetivo de este gesto es mostrar que cada persona es diferente y tiene unas determinadas fortalezas, que la sociedad puede y debe fomentar para ser cada vez más inclusiva y respetuosa con la diversidad.

Porque las personas con TEA son miembros de pleno derecho de la sociedad, por lo que
deben tener las mismas oportunidades para expresar su potencial tanto en el ámbito de la
educación como en el mundo laboral, gracias a entornos accesibles y apoyos adecuados.